Enlaces a las páginas anteriores del KKE

Los sitios internacionales cambian poco a poco a un nuevo formato. Puede encontrar las versiones anteriores de las páginas que ya están actualizadas (con todo su contenido) en los enlaces siguientes:

Cov_Es

Este camino es difícil pero puede fortalecer la lucha y preparar a la clase obrera y los sectores populares para responder a los acontecimientos complejos que enfrentamos

El 4 de junio de 2015, en el marco del 22º Congreso del AKEL, tuvo lugar una conferencia internacional sobre el tema: “Las amenazas del fascismo y de las fuerzas reaccionarias en la época del imperialismo y de las guerras”. En el encuentro participó Giorgos Marinos, miembro del Buró Político del CC del KKE. A continuación aparece el discurso:

 

Estimados camaradas:

Quisiéramos agradecer al AKEL por habernos invitado a esta Conferencia Internacional, expresar nuestra solidaridad con el pueblo chipriota y asegurarle que el KKE estará firmemente a su lado en la lucha por sus intereses y necesidades, para que abra el camino por la resolución de la cuestión chipriota que suprimirá las consecuencias de la invasión y la ocupación, y descartará la posibilidad de una confederación y de partición.

 

Estimados camaradas:

Recientemente se celebró el 70º aniversario de la Victoria Antifascista de los Pueblos y es necesario trabajar persistentemente para defender la verdad histórica, destacar el papel importante de los partidos comunistas en la lucha de los pueblos y la contribución decisiva de la Unión Soviética, del socialismo en la derrota del fascismo.

Estamos obligados a enfrentar el anticomunismo, las posiciones anti-históricas de la UE que trata de equiparar el nazismo con el comunismo y apoya los gobiernos burgueses que legitiman a fuerzas fascistas, prohíben la actividad de los partidos comunistas, la ideología y los símbolos comunistas, como en el caso de los países bálticos, en Ucrania y en general en los antiguos países socialistas de Europa Central y Oriental.

Los apologistas del capitalismo presentan la democracia parlamentaria burguesa como una realidad sociopolítica “saludable” que en algún momento ha sufrido una aberración en términos de gestión.

Esto no tiene nada que ver con la realidad. Los enfoques que separan el fascismo y la guerra de la naturaleza explotadora del capitalismo, las leyes y las contradicciones inherentes, exoneran el sistema y fomentan ilusiones y confusiones para desarmar al movimiento obrero y popular.

En la práctica, se ha demostrado que el capitalismo es responsable de los sufrimientos de los pueblos, de las guerras, las crisis, el fascismo, los refugiados y los inmigrantes.

La verdad histórica ha demostrado que el fascismo es una de las formas utilizadas por los monopolios para ejercer su poder, defiende la propiedad capitalista en los medios de producción, las ganancias de unos pocos, la explotación del hombre por el hombre. Sobre todo, utiliza las consecuencias dolorosas de la crisis capitalista, el desempleo y la pobreza, explota los problemas de las capas pequeñoburguesas arruinadas, la decadencia de los partidos comunistas burgueses, fomenta el nacionalismo y utiliza todos los medios para incorporar a fuerzas populares.

Esto se ve confirmado también por el curso de la organización nazi criminal del Amanecer Dorado en Grecia que cuenta con el apoyo de sectores del capital y es respaldado por el estado burgués. Se ha comprometido con el anticomunismo, fomenta el racismo y organiza acciones criminales para golpear el movimiento obrero y popular.

El fascismo no se puede confrontar ni por el sistema capitalista –puesto que es el sistema que lo engendra-, ni por el estado burgués o los llamados frentes antifascistas que son utilizados por los partidos del sistema para encubrir sus responsabilidades. Brecht escribió que: “El fascismo sólo puede ser combatido en tanto que capitalismo, como el capitalismo más desnudo, insolente, represivo…”. El fascismo se puede combatir solamente a través de la lucha organizada de la clase obrera, la alianza popular, el desarrollo de la lucha de clases que tendrá como objetivo poner fin al poder de los monopolios, al sistema capitalista.

 

Estimados camaradas:

Los acontecimientos en el Medio Oriente, África del Norte, el Mediterráneo Oriental, los Balcanes y Ucrania, son alarmantes.

La crisis capitalista ha llevado a la agudización de los antagonismos de los monopolios, a la agudización de las contradicciones entre los estados capitalistas y las alianzas imperialistas por el control de los mercados, de los recursos energéticos y los tubos.

Esta es la base de las intervenciones y las guerras imperialistas, y los pretextos de los gobiernos burgueses para justificar las nuevas intervenciones y guerras no pueden enturbiar las aguas. Los focos de tensión en nuestra región han incorporado en el orden del día el peligro de un conflicto militar generalizado.

En Grecia, el gobierno actual de SYRIZA-ANEL sigue el camino trazado por los gobiernos anteriores, mantiene vigente el conjunto de las medidas antipopulares, está preparando un nuevo acuerdo-memorándum con la Comisión Europea, el BCE y el FMI (la Troika) e implica aún más el país en la OTAN y la UE, en las rivalidades imperialistas por los intereses de la clase burguesa, promoviendo el llamado “fortalecimiento geoestratégico”.

El primer ministro afirmó que la participación de Grecia en la OTAN y la UE está fuera de cuestión.

El ministro de Asuntos Exteriores abogó por las decisiones de la cumbre reciente de la OTAN en Antalya a expensas de Rusia y la mejora de la posición de Turquía, que continúa sus provocaciones en el Egeo. Participó en las fiestas con los halcones de la OTAN. El gobierno adopta las posiciones de los EE.UU. y de la UE y trata de justificar su participación en una guerra imperialista bajo el pretexto de la confrontación de los yihadistas y la “protección de las poblaciones cristianas”.

El Ministro de Defensa dijo que el gobierno está listo a disponer sus fuerzas armadas y bases militares para facilitar la OTAN en la guerra contra el “terrorismo”. El representante gubernamental ha confirmado la declaración del Ministro de Defensa de que el gobierno discutirá con EE.UU. la instalación de una nueva base de la OTAN en una isla del Egeo.

Continúan los ejercicios militares con EE.UU. e Israel y se habla de una doctrina de defensa entre Grecia-Chipre-Israel. Se exonera el papel de Israel que está asesinando al pueblo palestino. Estos datos precisamente permiten sacar conclusiones muy valiosas.

Cualquier atrapamiento en los planes de la burguesía desarma el movimiento obrero y popular, lo condena en un largo atrapamiento en el terreno que da lugar a la guerra, en el terreno de la paz con la pistola de los monopolios en la cabeza de los pueblos.

Nuestro partido está luchando para el cierre de las bases de EE.UU. y de la OTAN, para que regresen las fuerzas militares griegas del extranjero, contra la implicación del país en las guerras imperialistas. Para que el país se desenrede de la OTAN y la UE, con el pueblo en el poder.

El KKE defiende la lucha por la defensa de las fronteras y de los derechos soberanos desde el punto de vista de la clase obrera y de las capas populares, que es inseparable de la lucha por el derrocamiento del poder del capital, por el socialismo.

Este camino es difícil pero puede fortalecer la lucha y preparar a la clase obrera y los sectores populares a responder a los acontecimientos complejos que enfrentamos.

 

05.06.2015