Enlaces a las páginas anteriores del KKE

Los sitios internacionales cambian poco a poco a un nuevo formato. Puede encontrar las versiones anteriores de las páginas que ya están actualizadas (con todo su contenido) en los enlaces siguientes:

Cov_Es

Marcha antiimperialista combativa en Alexandrúpolis contra la creación de una nueva base militar de la OTAN

Un claro mensaje de lucha contra los planes del gobierno y de EE.UU. para el establecimiento de una base de helicópteros de la OTAN en Alexandrúpolis, así como contra los planes de los imperialistas en la región amplia que conllevaenormes riesgos para los pueblos, fue enviado por el pueblo trabajador de esa región que participó en la movilización organizada el domingo 11 de febrero de 2017 en Alexandrúpolis por los Comités de Paz locales de Macedonia Oriental y Tracia, por sindicatos obreros y otras organizaciones de masas locales.

La manifestación comenzó con un mensaje de saludo de un soldadoreclutadode una unidad militar en Alexandrúpolis, quien dijo entre otras cosas: “No sería posible abstener de una manifestación convocada por los trabajadores, sus sindicatos, las asociaciones de estudiantes de las que éramos miembros antes de ir a hacer la mili. Protestamos aquí contra la instalación en Alexandrúpolis de una base de helicópteros de la OTAN.”

Luego, el representante del Comité de paz de Turquía, Sukha Yertekin, subrayó en su discurso: “Hoy estamos aquí para alzar nuestras voces contra la OTAN. (...) La OTAN es la organización terrorista más grande y más organizada en el mundo. (...) La OTAN no ha sido nunca una organización por la seguridad, como se llama a sí misma. Se fundó en la base de la agresividad. (...) Hoy día, la OTAN está tratando de continuar la opresión contra nuestros países con nuevos planes y nuevas herramientas. Alexandrúpolis se ve amenazada por estos planes. (...) La presencia de la OTAN en Turquía sigue siendo una amenaza. Las bases militares que existen, siguen funcionando y se utilizan principalmente para las intervenciones imperialistas en el Medio Oriente. (...) Los pueblos y las clases obreras deben alzar sus voces aún más. El enemigo de los pueblos y de las clases obreras son sus propias burguesías y el imperialismo. La única manera de que haya una verdadera paz es derrocar el capitalismo”.

En su discurso, Nikos Papanastasis, teniente coronel retirado, miembro del Consejo Nacional del Comité Griego por la Distensión Internacional y la Paz (EEDYE) y del Iniciativapara la Defensa Nacional, se refirió a los planes imperialistas en la región en general y en la implicación de nuestro país, y subrayó que “la intención de instalar bases  en Alexandrúpolis no está desvinculado de los acontecimientos en los Balcanes, en las fronteras de la UE y Rusia, en el Medio Oriente, en el Mediterráneo Oriental, en África de Norte así como en otras regiones del globo, que huelen a pólvora”.

Habló de la creciente agresividad turca, subrayando que el movimiento anti-imperialista y amante de la paz no es indiferente a lo que está sucediendo, ni muestra complacencia. Dijoque “al contrario, nosotros que luchamos en sus filas dirigimos un llamamiento de vigilancia y disposición a la clase obrera, al pueblo en la región de Tracia y en el Egeo, en todo el país. Nos dirigimos a los obreros, los desempleados, los campesinos pobres y los trabajadores autónomos que viven en Alexandrúpolis, en Evros, no para tranquilizarlos, al igual que hace el gobierno y los demás partidos burgueses, sino para informarles, para analizar junto con ellos los peligrosos acontecimientos en nuestra región. Es importante discutir cuál debe ser nuestra respuesta, la respuesta de la clase obrera, del pueblo desde el punto de vista de nuestros propios intereses”.

Dirigiéndose a los dirigentes de las Fuerzas Armadas y a los soldados, dijo: “En ningún caso están obligados a derramar su sangre para intereses ajenos, a expensas de los pueblos.

La posición del movimiento antiimperialista y del movimiento amante de la paz es que su única misión debe ser salvaguardar la integridad de la patria y de sus derechos soberanos, junto con nuestro pueblo y no en contra de él”.

Añadió que “el verdadero patriotismo del pueblo no tiene nada que ver con los objetivos de la UE y de la OTAN que siembran la guerra y la destrucción entre los pueblos y los jóvenes”.

Concluyendo su discurso, denunció la política de EE.UU. y de la UE como responsable de la situación en los Balcanes y la región amplia. Destacó la necesidad de mantener las fronteras tal como se formaron después de la Segunda Guerra Mundial, el respeto a los derechos de las minorías, la salida de Grecia de la OTAN y de la UE. “La política de EE.UU. y de la UE, el antagonismo entre ellos para crear esferas de influencia y adquirir nuevos mercados son los culpables por la situación en los Balcanes.

La actividad del movimiento amante de la paz y antiimperialista en el sentido de derrocar la política que enreda nuestro país directa o indirectamente en los planes de EE.UU. y de la OTAN es la única forma de avanzar, tanto en lo que concierne los intereses de nuestro pueblo como los de los pueblos de los países balcánicos, de Turquía, y de los pueblos de toda la región”.

 

Christos Trellis, miembro del Consejo Nacional de EEDYE, advirtió que “igual que sucede con las bases y los cuarteles euroatlánticos que datan muchos años en nuestro país, la base en Alexandrúpolis será utilizada para que se mejore la posición de los grandes intereses económicos en el reparto del botín del robo de los pueblos y para que se refuerce la posición de la OTAN en su antagonismo con otros centros imperialistas. (...) Respecto al desarrollo que traerá, según varios representantes de las autoridades locales, debido a la instalación de la base de la OTAN, les respondemos que el dinero que ingresarán al mercado de la ciudad serán dólares manchados de sangre”.

Refiriéndose a los pueblos de Grecia y de Turquía destacó que “no tienen nada que dividir. Se enfrentan a los mismos problemas a causa de la explotación capitalista,  experimentan las mismas inquietudes y su interés radica en el desarrollo de la lucha común por sus propios intereses, para fortalecer la paz y la amistad en la base del respeto mutuo de las fronteras, de los derechos soberanos establecidos por el Tratado de Lausana. El verdadero enemigo son los imperialistas y sus planes, los explotadores que nos consideran material que será consumido para sus beneficios”.

Además instó al pueblo a luchar y exigir: No a la instalación de la base de helicópteros de la OTAN en Alexandrúpolis. No al acuerdo entre el gobierno y EE.UU.. Retirada de Grecia de los planes y las guerras imperialistas. No a la política que transforma a las minorías en un instrumento de la política imperialista. Las minorías deben ser puentes de amistad entre los pueblos. Que se cierre la base militar en Suda y todas las bases y los cuarteles. Que regresen todas las fuerzas militares de las misiones de la OTAN y de la UE en el extranjero. Que se retire el país de la OTAN y de la UE, con el pueblo siendo dueño de su país.

Luego siguió una manifestación combativa por las calles de la ciudad que llegó fuera del edificio de la 12aDivisión de Infantería. Los manifestantes con sus consignas denunciaron que “Los imperialistas están repartiendo de nuevo al mundo, están trazando las fronteras con la sangre de los pueblos”, “Ni tierra ni mar para los asesinos de los pueblos”, “No nos subyugamos al imperialismo, la única super-potencia son los pueblos”. Al mismo tiempo exigieron “que Alexandrúpolis sea un puerto que sirva a los pueblos, no una cabeza de puente para los imperialistas”.

 

 

 

 

14.02.2018