Enlaces a las páginas anteriores del KKE

Los sitios internacionales cambian poco a poco a un nuevo formato. Puede encontrar las versiones anteriores de las páginas que ya están actualizadas (con todo su contenido) en los enlaces siguientes:

Cov_Es

Luchamos por un Partido con organizaciones fuertes y consolidadas en los sectores industriales

Una actividad en la que habló el Secretario General del CC del KKE, Dimitris Koutsoumpas, fue organizada por la Organización de Trabajadores Industriales de la Organización Partidista de Ática el sábado 19 de mayo, en la sede del CC en Perissos, con el siguiente tema: "Proletariado industrial: vanguardia en la lucha de la clase obrera por la abolición de la explotación, por el socialismo-comunismo ".

Los representantes de los Partidos Comunistas y Obreros que se encontraban en Atenas para participar en los trabajos para la preparación del 20 ° Encuentro Internacional de Partidos Comunistas y Obreros que se decidió ser acogido por el KKE participaron en la actividad. D, Koutsoumpas dio la bienvenida a las delegaciones internacionales desde el podio.

La actividad comenzó con un acto teatral en el que se leyó el poema del gran poeta comunista griego Yannis Ritsos "KKE. Tres letras rojas, humilde firma de nuestro pueblo en las avenidas del futuro". Después del discurso de D. Koutsoumpas, siguió un concierto con canciones obreras.

Publicamos a continuación la traducción del discurso de Dimitris Koutsoumpas.

 


Activity of KKE

Amigos y amigas

Camaradas:

En toda Grecia, en ciudades, pueblos, barrios, centros de trabajo y sectores, celebramos, rendimos honor al centenario de la fundación del heroico y honrado Partido Comunista de Grecia.

Es la culminación de la gran celebración de un siglo de luchas y sacrificios que se va y del nuevo siglo que comienza.

A lo largo del mes de mayo, con el número simbólico de “100”, realizamos 100 eventos en 100 ciudades en todo el país.

Entre ellos, es de particular importancia el evento de hoy de la Organización Sectorial de los Trabajadores Industriales de la Organización Partidista de Ática.

Estamos particularmente felices porque están aquí con nosotros representantes de los Partidos Comunistas y Obreros que participarán en la reunión del Grupo de Trabajo de los Encuentros Internacionales de Partidos Comunistas y Obreros.

Les damos la bienvenida.

Estamos particularmente felices porque el próximo encuentro -el XX Encuentro Internacional de Partidos Comunistas y Obreros- se celebrará el mes de noviembre en Atenas, en honor del 100 aniversario del Partido Comunista de Grecia.

Amigos y amigas

Camaradas:

Hace 100 años, en 1918, con la fundación del KKE, la clase obrera de nuestro país tiene por primera vez su propio Partido.

El KKE, desde su fundación, constantemente ha tratado de resaltar el papel histórico de la clase obrera, su capacidad, como clase revolucionaria, de conquistar y ejercer su propio poder.

Destacó que la clase obrera, que crea el producto social, es la única fuerza social que puede organizar la economía y la sociedad, con el fin de satisfacer las necesidades sociales constantemente crecientes.

Es la clase que puede calcular correctamente y asegurar los intereses de las capas populares urbanas y rurales.

El KKE, que cree firmemente en el derecho y la capacidad de la clase obrera de conocer y cambiar el mundo, lucha desde el primer momento de su fundación para que ella se prepare a través de las luchas de clase diarias como la fuerza dirigente de la revolución socialista y de la construcción socialista.

Marx y Engels subrayan que:

"De todas las clases que hoy se enfrentan con la burguesía no hay más que una verdaderamente revolucionaria: el proletariado. Las demás perecen y desaparecen con la gran industria; el proletariado, en cambio, es su producto genuino y peculiar."

Lenin destacó la importancia del proletariado en la sociedad capitalista, su papel objetivo y de vanguardia incluso en condiciones que éste era minoritario en la población general.

"En cualquier país capitalista, la fuerza del proletariado es incomparablemente mayor que su proporción numérica en la masa general de la población. Y esto es así porque el proletariado domina económicamente en el centro y en el nervio de todo el sistema económico del capitalismo, y también porque, bajo el capitalismo, el proletariado expresa, económica y políticamente, los verdaderos intereses de la inmensa mayoría de los trabajadores en el capitalismo...".

Engels subrayó la importancia especial del proletariado industrial a causa de su posición en la producción, su concentración en los centros de trabajo y en las ciudades y su capacidad de organización:

"Los primeros proletarios pertenecían a la industria y fueron directamente engendrados por ella [...] Incluso, entre los obreros industriales, hallaremos este orden y veremos cómo los obreros de las fábricas, estos hijos mayores de la revolución industrial, han sido desde el principio hasta nuestros días el alma del movimiento obrero y cómo los demás se han incorporado al mismo en la  medida en que su oficio ha sido arrastrado en el torbellino de la industria."

En las sociedades capitalistas modernas, así como en Grecia, se observa la tendencia de disminución del porcentaje del proletariado industrial en el conjunto de la clase obrera.

Esto no significa que el proletariado industrial deja de ser el núcleo de la clase obrera.

Es por eso que un partido realmente revolucionario debe estar consolidado en el proletariado industrial.

Este desarrollo es inherente al desarrollo industrial capitalista que trae consigo:

-      Por una parte, la capacidad de sustituir en gran medida el trabajo vivo, es decir, reducir en gran medida el tiempo de trabajo general mientras que al mismo tiempo se aumenta el bienestar social.

 

-      Por otra parte, este desarrollo amplía las necesidades de reproducción de la fuerza de trabajo -educación de nivel elevado y más compleja, formación, estética, educación deportiva, prevención y rehabilitación de salud, asistencia, etc.- que en el capitalismo, en la medida que se ven satisfechas, esto se hace principalmente a través de la gran comercialización y los servicios organizados en el marco del capitalismo.

De esta manera se amplía también la clase obrera. Con trabajadores como asalariados de los capitalistas, en los sectores de salud, de asistencia, en la educación, el turismo, los deportes, en la cultura, etc.

El proletariado industrial, como el sector más avanzado de la clase obrera, sobre todo su parte consciente, los comunistas, debe luchar de manera que promueva la unidad de la clase obrera.

En otras palabras, el proletariado industrial debe llevar a cabo la lucha por la educación, la salud, la asistencia, los deportes, la cultura etc., así como por las condiciones de trabajo y de vida de las secciones de la clase obrera en estos sectores que a menudo tienen percepciones y modo de vida pequeñoburgueses, lo cual supone un obstáculo adicional.

En honor del cien aniversario de nuestro partido, damos todas nuestras fuerzas para que nuestro partido adquiera lazos aún más amplios y más sólidos con la clase obrera, con las capas populares.

Vamos a luchar aún más decisivamente porque nuestro partido tenga nuevas fuerzas sólidas, blindadas y organizadas en los sectores de la producción industrial y en otros sectores de importancia estratégica.

Por reforzar la columna vertebral de la vanguardia política revolucionaria.

Porque, según el título del evento de hoy, "el proletariado industrial es la vanguardia en la lucha de la clase obrera por la abolición de la explotación, por el socialismo-comunismo".

Amigos y amigas

Camaradas:

En total, los acontecimientos políticos en Grecia están sin duda en interdependencia con los acontecimientos internacionales. Esto concierne sobre todo los acontecimientos en la región de la que forma parte Grecia, así como  los acontecimientos con respecto a la UE, la correlación de las corrientes burguesas en sus órganos.

La configuración del sistema político burgués presenta dificultades persistentes, a las que se añade también el desgaste gubernamental del sector socialdemócrata reformado, es decir, de SYRIZA.

Acontecimientos similares se encuentran también en otros países de la UE, y más allá.

La tendencia general a la reacción se expresa en todas las corrientes burguesas y en las corrientes oportunistas más modernas.

Un elemento de la profundización de la reacción es:

Por una parte la presencia de fuerzas políticas nacionalistas y fascistas extremas, y por otra parte el surgimiento de gobiernos de alianza de partidos liberales y socialdemócratas que en esencia administran en común políticas que eliminan y reducen los derechos obreros y populares.

Todo ello refleja la correlación de fuerzas profundamente reaccionaria, el clima de frustración, y está acompañado además por la retirada del movimiento obrero.

No nos cerramos los ojos ante el hecho de que, por ahora, hay una correlación de fuerzas mundial particularmente negativa.

Esta correlación de fuerzas hace los estados capitalistas más agrecivos hacia la clase obrera.

Hace que las masas obreras y populares sean más pasivas, a pesar de la agudización de los antagonismos, la expansión de los focos de conflicto y de los sucesos  bélicos.

En varios países se observa una aceptación casi pasiva de las reformas antipopulares.

Bajo estas condiciones, se vuelve más exigente blindar ideológica y políticamente a los comunistas, a los miembros del KKE y de la KNE.

Se vuelven más exigentes en total las características de la vanguardia comunista.

Trabajamos, nos reagrupamos y nos fortalecemos en esta dirección.

Con la convicción y el optimismo revolucionario que lo conseguiremos.

Camaradas:

En la medida que se aumente la convergencia estratégica de los partidos burgueses, en particular del gobierno de coalición SYRIZA-ANEL con la ND y el PASOK (Movimiento de Cambio), se intensifican las controversias verbales, las declaraciones pomposas, la controversia sobre asuntos secundarios y detalles.

Están tratando de crear un clima de polarización artificial con el fin de ocultar que las propuestas de todos ellos están en el marco de las alianzas depredadoras de la UE y de la OTAN.

Los partidos burgueses entregan sus credenciales a ellos para demostrar que pueden ser el administrador más capaz de la política a favor del gran capital y de sus alianzas imperialistas.

Mientras los diversos partidos burgueses, cualquiera que sea el manto que llevan -de derecha, de centro, de izquierda- entreguen sus credenciales a la Federación Helénica de Empresas, a los grupos monopolistas, se irá intensificando la falsa disputa entre ellos.

La política del gobierno actual de SYRIZA -que ya está transcurriendo el cuarto año de su administración- como la hemos conocido y se está aplicando, es igualmente peligrosa para los intereses del pueblo con aquella de los  gobiernos anteriores.

El KKE llama al pueblo a luchar, a crear una alianza social que llevará al derrocamiento total de la política antipopular en total, del sistema podrido, de la clase que tiene hoy el poder.

Esta política no cambia a través de cambios parciales de personas.

Ni a través de alternancias de los partidos burgueses o de cooperaciones de partidos burgueses, ya que están en la misma dirección:

la de la vía de sentido único del capitalismo, de la UE que aplasta los derechos populares, de la OTAN que asesina a los pueblos.

Además, son particularmente peligrosas las falsas ilusiones que SYRIZA busca diseminar.

Nos referimos a la burla de la “salida clara de la crisis”, de la “cancelación de los memorandos”, del “regreso a la regularidad”.

Lo decimos esto porque sabe muy bien que las características básicas de la llamada “política de los memorandos”, a expensas de los salarios, las pensiones, los beneficios sociales, etc. están incorporadas en las propias decisiones y directrices de la UE y conciernen todos los estados miembros, que son objetivos y metas también del gran capital nacional.

En los memorandos que han votado todos ellos conjuntamente, se han incorporado cientos de leyes antiobreras que estarán en pleno vigor incluso después del fin del programa actual.

Nuestro llamamiento:“reforzamos el KKE en todas partes porque es la fuerza y la esperanza del pueblo”, “rompemos las cadenas de la UE, de los monopolios, de la OTAN”, es la respuesta realista y victoriosa para el pueblo, para el movimiento.

Este llamamiento puede llegar a cada fábrica, a los miles de obreros industriales, así como a los desempleados y sus familias.

Porque la salida para el pueblo está en el reagrupamiento del movimiento obrero, en el fortalecimiento de la alianza social, uniendo fuerzas con el KKE para derrocar el sistema capitalista.

Está en la lucha por la abolición de todas las leyes antipopulares de los memorandos.

Está en la lucha por la recuperación de las enormes pérdidas económicas que ha sufrido la clase obrera durante los años de la crisis.

Está en el derrocamiento, en la salida con un desarrollo a favor de la clase obrera y de las capas populares.

Nos dirigimos con confianza a los obreros industriales.

A los desempleados y sus familias.

A los jóvenes que todavía estudian en la universidad o están en escuelas de formación o de aprendizaje y están en período de prácticas en sectores de la industria.

Así como a los jubilados, muchos de quienes son muy combativos, son luchadores con experiencia que en esta fase pueden ayudar decisivamente el Partido.

Con nuestro trabajo diario dentro de los centros de trabajo y fuera de ellos, con nuestros compañeros de trabajo que tienen los mismos problemas que nosotros, podemos dar un gran paso hacia delante, un paso decisivo para fortalecer el KKE.

Esto será lo realmente diferente y prometedor.

Bajo ciertas condiciones, hoy podemos detener, frenar, poner obstáculos a la política antipopular.

Podemos reivindicar e incluso imponer medidas de alivio para las familias populares, sin perder de vista el hecho de que cualquier alivio, cualquier conquista, sin un cambio radical de la correlación de fuerzas, sin derrocamientos a nivel del poder y de la propiedad, serán temporales y vulnerables ante los ataques incontrolables de la burguesía y de su personal político.

Por eso la lucha diaria debe apuntar principalmente a cambios radicales a favor del pueblo.

Nos dicen que lo posponemos todo para el socialismo.

Les respondemos:

En el socialismo está la verdadera y definitiva solución.

Además, cada día presentamos propuestas concretas tanto en los sindicatos como en los parlamentos griego y europeo.

El proyecto de ley que presentó nuestro grupo parlamentario sobre los convenios colectivos de trabajo y la restauración del salario mínimo a los 751 euros, sobre la restauración de la 13ª y 14ª pensión, son demandas de las luchas actuales, ¿no es así? No las posponemos para el socialismo.

Nuestras propuestas para el alivio de las familias endeudadas, la eliminación de las subastas de las casas de familias populares son propuestas para el presente, ¿no es así?

Algunas propuestas que presentamos son:

La readmisión al trabajo de los trabajadores despedidos, el trabajo permanente y estable, no a la división de los trabajadores en trabajadores de empresas contratistas, de contrato por tiempo indefinido o definido.

Pero les decimos a los trabajadores que si hacen una lucha por lograr algo, aunque sea tan sólo un respiro de alivio, que luchen hasta el final.

La clase obrera, el pueblo deben luchar hasta el final, no dejar la lucha a medias.

Es decir los obreros y las obreras deben entender cuál es la verdadera causa, qué sociedad hay que construir.

¿Por qué debe estar el obrero en el poder y dirigir la producción?

¿Por qué es necesaria la planificación científica central para cada sector por separado y para todos los sectores de la economía?

Porque los logros parciales de hoy, un pequeño aumento en el salario, una relación de trabajo mejor, mañana alguien nos los quitará.

¿Por si acaso el movimiento obrero en los últimos 100-150 años no ha ganado derechos?

¿Cómo es que nos los quitaron dentro de unos pocos años, en los 8 años de la crisis?

Pues, lo hicieron, y volverán a hacerlo si no luchamos hasta el final, si no tenemos tal perspectiva, y si no decidimos andar este camino.

Amigos y amigas

Camaradas:

Tomamos en cuenta los acontecimientos básicos en los sectores de la industria.

Son acontecimientos que se han desarrollado en el terreno de la crisis económica capitalista en la década anterior.

Y hoy día continuan en el terreno del desarrollo capitalista inseguro actual.

Se trata de acontecimientos que tienen un impacto grave en la vida, en primer lugar, de los trabajadores en la industria y sus familias.

Lo decimos esto porque no sólo no debemos abstraernos de los acontecimientos, sino que además debemos ser capaces de interpretar estos acontecimientos.

Porque los propios trabajadores en los sectores de la industria deben saber cuál es la causa de que las cosas son adversas, a qué se debe el hecho que no pueden encontrar trabajo en la rama que han trabajado tantos años, por qué llevan tantos meses sin cobrar, porqué se paga menos a ellos que a sus padres hace años, incluso en condiciones de desarrollo capitalista.

Deben estar en condiciones, poco a poco, a darse cuenta de que para el desempleo el responsable es el propio sistema capitalista, el sistema que busca las ganancias, el sistema social que ve en la fuerza física, muscular y mental del obrero una mercancía.

Quiere que el obrero sea una mercancía, que la fuerza de trabajo sea cada vez más barata, con salarios de hambre, sin derechos.

Por eso despide de la industria a los trabajadores con derechos consolidados para contratar otros en su lugar:

A jóvenes menores de 25 años, con salarios de migajas.

A desempleados subsidiados, cuyo subsidio llega al bolsillo del empleador.

A jóvenes aprendices que les enseñan a trabajar gratis...

Pero incluso cuando los monopolios, las empresas gigantescas en el capitalismo hacen inversiones...

Y crean las condiciones para que se aumente la productividad con el incentivo de la rentabilidad y la competitividad...

Es decir la fase en que se encuentran hoy, en cierta medida, varios sectores...

No reducen el tiempo de trabajo general, sino el número de los obreros que utilizan, o cambian drásticamente las relaciones laborales con trabajadores de empresas contratistas, trabajadores con contratos de 8 meses, con relaciones de trabajo flexibles en general...

El incentivo de la rentabilidad y de la competitividad del capital lleva al desarrollo, a la sobreacumulación de capitales que ya no se pueden invertir con una tasa de ganancia satisfactoria. Así que el desarrollo a continuación conduce a la crisis.

Con el mismo incentivo se esfuerza para volver a tasas de crecimiento.

Hay que hacer esta discusión para que cada obrero y obrera se dé cuenta tanto del carácter de la crisis capitalista como del carácter del desarrollo capitalista.

 

Amigos y amigas        

Camaradas:

En estos años hemos adquirido una importante experiencia.

Las exigencias del gran capital no desaparecen cuando llega la recuperación capitalista y cuando termina el memorándum, según sostiene el gobierno.

Desafortunadamente, todo ello seguirá existiendo, mientras exista la UE, mientras exista el camino de desarrollo capitalista, es decir mientras exista todo lo que apoyan el gobierno actual y los demás partidos, viejos y nuevos.

Los representantes de la Comisión Europea en Grecia han declarado en varios tonos que se mantiene la condición de la disciplina fiscal.

Y en nombre de esta disciplina fiscal todas las medidas antiobreras y antipopulares se mantendrán y se reforzarán.

Los obreros en los sectores de la industria, precisamente por experimentar de manera trágica las consecuencias de la crisis capitalista, pueden entender mejor qué quiere decir el señor Tsipras cuando declara que después del alto superávit primario de este año, su gobierno "hizo con seriedad lo que fue su misión"...

Recuérdense que estas mismas palabras utilizaban los que gestionaron los gobiernos antes  de SYRIZA.

Tanto SYRIZA como la ND, cuando dicen eso, se dirigen principalmente a los industriales.

Cumplen con sus promesas a los industriales, después de haberles allanado el camino -primero la ND y luego el SYRIZA- con medidas antiobreras.

El "desarrollo justo", la "reestructuración productiva" de SYRIZA es la vía de desarrollo capitalista que trae ganacias para los monopolios, y desempleo y explotación para la clase obrera.

En esta visión común con respecto al desarrollo y la reconstrucción capitalistas, SYRIZA llama a "todas las fuerzas productivas a unir sus fuerzas" y, por supuesto, entre ellas los grupos empresariales.

Por lo tanto, además del objetivo de desarrollo, SYRIZA plantea el del mantenimiento de la "cohesión social", es decir, la "colaboración de clases".

Ahora su nuevo eslogan es la necesidad de una "línea nacional" para sojuzgar el movimiento.

Dicha "línea nacional", según la Federación Helénica de Empresas, el gobierno, la oposición principal, las cúpulas sindicales vendidas y el oportunismo, no puede existir nunca.

La verdadera línea nacional será sólo aquello que sirve a los intereses de los trabajadores, de los empleados, de las capas populares pobres.

?Qué requiere "la reconstrucción productiva" de la economía griega, las "inversiones específicas" de SYRIZA que tanto se han propagado?

Primero, mantener las cosas en estado de disolución.

Es decir, mantener la eliminación de la jornada laboral de 8 horas, el trabajo a tiempo parcial, el trabajo sin horario fijo, sin salario digno.

Exigen a los trabajadores a renunciar sus demandas por un salario mejor, por un trabajo fijo con derechos.

La ND, SYRIZA y otros pregoneros buscan hacer que el obrero identifique sus intereses con los intereses de los industriales.

La ND y SYRIZA quieren que el obrero vea su propia vida a través de las ganancias del empleador y al final someterse a sus demandas.

La ND y SYRIZA con sus propuestas echan una mirada dulce a los capitalistas, de que sus ganancias están garantizadas, de que su poder no corre riesgo, está asegurado.

Por esta "cohesión social" están trabajando laboriosamente además de los gobernantes y las fuerzas sindicales gubernamentales y patronales en GSEE y en ADEDY, en otros sindicatos secundarios, donde son mayoritarias.

Esto es lo que hacen cuando ponen obstáculos en la organización y participación de los trabajadores en la lucha, cuando ponen obstáculos en las huelgas, cuando buscan asegurar el consenso con dilemas y chantajes.

Cuando atacan el movimiento de clase e, incluso, recurren a un anticomunismo brutal.

Este es el marco de lucha que promueven, el de compromiso e integración.

Un reciente ejemplo sorprendente fue la convocatoria de la huelga general nacional para el 30 de mayo.

Buscan llevar a la degeneración y a la sumisión total el movimiento sindical en un marco claramente favorable a los empleadores y la UE.

¡No lo conseguirán!

¡Los comunistas, el movimiento obrero de clase, el PAME, las agrupaciones anticapitalistas y antimonopolistas de la alianza social dentro del movimiento, cancelarán estos planes!

Por eso trabajamos incansablemente en todos los centros de trabajo, en las fábricas, todos los días, de día a noche, en el marco de los sindicatos de clase, del PAME, de las agrupaciones radicales, con los trabajadores por cuenta propia, las mujeres y los hijos de las familias obreras.

Todos y todas, los y las que están aquí hoy, en este evento, conocen de primera mano, dentro de los centros de trabajo las maravillas del sindicalismo gubernamental y patronal.

Cada uno y cada una de ustedes tienen ejemplos innumerables.

Hay que revelarlos diariamente a los trabajadores y sus familias.

Sólo la organización y la lucha populares, con un fin no anti-memorándum general y vago, -algo que hoy no tiene ningún sentido- sino con un objetivo antimonopolista y anticapitalista, puede poner obstáculos y hacer frustrar sus planes.

Sólo así se puede agrupar fuerzas, crear las precondiciones para un derrocamiento global, para que el pueblo tome en sus manos la economía, para desarrollarla de acuerdo con sus propias necesidades.

Si esto no suceda, cualquier lucha se desinflará, y quedará atrapada en gobiernos de traición de los intereses obreros, continuando la obra antipopular de donde lo habían dejado los gobiernos anteriores, tal como se hace hasta hoy.

Por eso decimos que ningún gobierno de este tipo, sea de SYRIZA, o de la ND, unipartidista o en coalición con partidos que están dispuestos a contribuir en este propósito, tales como el Movimiento de Cambio, u otros partidos más pequeños que aparecen como estrellas fugaces, que defienden la política la UE, la vía de desarrollo capitalista, no devolverán a los pueblos los derechos y las conquistas que tenían antes de la crisis.

 

Amigos y amigas

Los obreros no deben elegir entre los partidos que apoyan la UE, la vía de desarrollo capitalista como lo hacen la ND, SYRIZA, el Movimiento de Cambio y otros muros de contensión más pequeños que han creado y van creando. Antes era el Río y Leventis... E incluso otros secuaces dispuestos y útiles esbirros del sistema, tales como el Amanecer Dorado, los nazis, los fascistas, los de extrema derecha, los racistas, todas las fuerzas decadentes del mundo.

Todos ellos están por un lado, con el lado de los amos.

Por otro lado están las verdaderas preocupaciones del pueblo. El movimiento obrero de clase, la alianza social de obreros-campesinos -trabajadores autónomos.

Al lado de todos ellos está sólo el KKE que consecuente y firmemente lucha, proyecta el único camino realista, a favor del pueblo, o sea el pueblo en el poder.

La propuesta completa del KKE permite a nuestro partido expresar de manera genuina y pura el descontento popular frente a todos aquellos que nos hacen sangrar tantos años.

Nosotros decimos las cosas claras. Esto es lo que siempre hemos hecho.

Presentamos e informamos sobre toda nuestra estrategia, que consiste en que la Grecia de la prosperidad social, de la paz, la Grecia en la que el pueblo será el dueño de las riquezas, el organizador de la producción y de toda la vida social, configurando los órganos respectivos de poder, es incompatible con la UE, con los planes de guerra de la OTAN.

Nuestra lucha por su derrocamiento equivale a la lucha que hace o debe hacer cada pueblo en su país, por cambiar la situación actual, por derrocar el sistema capitalista y construir una sociedad mejor, superior, la sociedad socialista-comunista.

Entonces ahora los pueblos deben intervenir para no permitir planes alternativos que alargarán la vida y ofrecerán más tiempo a la UE y a la OTAN para que continuen su ataque violento contra la clase obrera, contra el pueblo.

Los pueblos no deben implicarse en antagonismos que pueden traer más cerca guerras locales y regionales viejas y nuevas, sea en Europa o en la región más amplia.

Durante siglos, por muchos años, durante décadas los pueblos -y entre ellos el pueblo griego- todo lo que conquistaron, todo el progreso que hicieron, lo conquistaron solamente con su lucha, diciendo pequeños y grandes "NO".

Pensamos muy en serio cómo será el mundo de mañana si nos quedamos los brazos cruzados.

Si esperamos tan sólo por un milagro.

Si escuchamos y creemos en aquellos que dicen que vivimos en un país pequeño, y por lo tanto no tenemos otra opción que ser permanentemente subordinados a los monopolios de los Estados Unidos, de la UE, de la vía de desarrollo capitalista.

Lo hemos dicho muchas veces, y lo repetimos hoy, no nos cansaremos a decirlo.

No hay pueblos pequeños y pueblos grandes.

Hay pueblos decididos a luchar, a reivindicar sus derechos por muchos obstáculos que les planteen las fuerzas de la oscuridad capitalista.

Lo que pensamos nosotros aquí en Grecia, lo que discutimos en nuestras reuniones, en nuestras manifestaciones, en las luchas, lo que nos preocupa es cómo abrir el camino luminoso del futuro para la clase obrera en nuestro país.

Son las mismas cosas que discuten, que preocupan a los obreros en todos los países capitalistas del mundo.

Así que si cada pueblo abra el camino en su propio país, cumpliendo con su deber en su propio país, estos golpes sucesivos, las brechas en el poder burgués, en uno o más países, en un grupo de países, en un continente, y mañana en todo el mundo, se harán las llamas revolucionarias que iluminarán el futuro de la humanidad.

Amigos y amigas

Camaradas:

Tendemos la mano a todos aquellos que nos conocen tantos años. 

Firmes al lado de nuestro pueblo.

En nuestro amor por la patria, por nuestro pueblo.

En la solidaridad con el hombre oprimido, que sufre.

Siendo vanguardia en las luchas y en la lucha diaria por la sobrevivencia.

Internacionalistas profundamente, solidarios y amigos con todos los pueblos del mundo.

 

El ΚΚΕ estará presente, con la clase obrera y el proletariado industrial en la vanguardia, con el pueblo protagonista de los acontecimientos, en esta causa, en la causa del socialismo.

Hoy podemos aprovecharnos de nuestra gran experiencia.

El fortalecimiento del KKE en todas partes, primero que todo dentro de los centros de trabajo, en las fábricas, en la infraestructura de importancia estratégica, es la garantía para una fuerte confrontación con cada gobierno antipopular, con la política de la UE, de los monopolios.

A pesar de la correlación de fuerzas negativa, luchamos confiando en la fuerza de la clase obrera.

El ΚΚΕ dice hoy claramente, de manera categórica, a nuestro pueblo que puede vivir mejor, como también sus hijos.

Grecia tiene medios de producción concentrados, monopolios, empresas gigantescas en una serie de sectores, tiene una fuerza de trabajo, una fuerza científica con experiencia, tiene fuentes de riqueza, una riqueza mineral.

O sea, tiene toda la capacidad, todas las condiciones para desarrollarse y producir sobre la base de las necesidades populares actuales. Mientras predominen los monopolios, el capitalismo, esa capacidad se va a destruir.

El socialismo puede resolver el problema del desempleo, puede dar a todos y todas trabajo fijo con derechos verdaderamente modernos.

Porque el nuevo modo de producción no se realiza con el objetivo fundamental de la ganancia, sino con la producción planificada para la satisfacción ampliada de las necesidades sociales.

A través de la Planificación Central se ponen al servicio del hombre y sus necesidades las capacidades del país, todo aquello que ha creado la actividad humana en el terreno de la Ciencia, la Tecnología, la Cultura, que aseguran un nivel superior de vida, de desarrollo intelectual y cultural.

Se elimina la inseguridad laboral, se aumenta el tiempo libre, así que además los trabajadores puedan participar en todos los órganos de poder, desde abajo hasta arriba, comenzando por la asamblea en el centro de trabajo, teniendo la primera y directa palabra en la conformación de los consejos obreros, en el control, incluso en la revocación de los delegados, el control directo de las administraciones.  Eso constituye el poder obrero que nada tiene que ver con las democracias burguesas sólo de nombre.

La construcción de la nueva sociedad comunista es un proceso largo.

Tiene sus propias leyes, las contradicciones que tiene que eliminar, muchas de las cuales las hereda del capitalismo.

Como son:

-               La diferenciación entre el trabajo cualificado y no cualificado

-               En realidad, la contradicción entre el trabajo manual e intelectual 

-               Entre el trabajo de ejecución y de supervisión

-               Que frecuentemente aparecen más fuertes entre el trabajo femenino y masculino

            En la situación de la fuerza de trabajo en los pueblos y las ciudades y en contradicciones en la distribución del producto social 

En la formación del nuevo modo de producción de la nueva sociedad en su grado socialista es por supuesto un proceso que comienza con la conquista del poder por la clase obrera, no es todavía irrevercible definitivamente.

Al inicio se crea un nuevo modo de producción, cuya consolidación requiere básicamente la eliminación total de las relaciones capitalistas, de la relación capital-trabajo asalariado.

Se socializan los medios de producción en la industria, la energía, el suministro de agua, las telecomunicaciones, la construcción, la reparación, en los medios de transporte, en el comercio al por mayor y minorista, e importador y  exportador, en las infraestructuras concentradasde  turismo y hostelería.

Se socializa la tierra, las explotaciones agrarias capitalistas.

Se organizan exclusivamente como servicios sociales los sectores de la educación, la Salud y Sanidad, la Cultura y el Deporte, los Medios de Comunicación.

La fuerza de trabajo deja de ser una mercancia.

Se prohibe el arriendo de trabajo por parte de aquellos que poseen medios de producción aislados en sectores en que no se hace una socialización obligatoria, como en la producción agrícola, en el turismo y la hostelería, en ciertos servicios auxiliares.

Se crean unidades productivas estatales para la producción y procesamiento de productos agrícolas como materias primas o productos de consumo.

Se organiza la Planificación Central por ramas a través de un organismo unitario según región y categoría.

Se apoya en un conjunto de metas y criterios en la Energía, el Transporte, Elaboración, en la Industria Minera, en los sectores de la Comunicación e Información, en la planificación urbanística y la construcción para proteger y explotarlos bajo el criterio del bienestar popular, la creación de ciudades aptas para el hombre, para cubrir necesidades de vivienda, de obras de infraestructura, de apoyo a la industria, a los servicios sociales.

La producción agrícola se apoya de la misma manera en la producción industrial nacional de fertilizantes, herbicidas, de pienso, de materiales genéticos y de reproducción, etc., maquinaria agrícola, infraestructura de riego.

A través de la industria socialista de producción de medicinas, de material sanitario y de la tecnología biomedicinal se aspira la mayor autosuficiencia para la provisión gratuitamente medicinas y otros productos farmacéuticos, según las necesidades del pueblo.

La propuesta política del KKE, como la describimos, responde por sí misma:

Insiste en que la solución, la perspectiva no están en la administración provisional del capitalismo, sino en su derrocamiento.

Cualquier partido que se han encerrado en la peligrosa teoría de lo que es factible muy pronto cayeron en la revisión, la renuncia, la asimilación, lo ha cubierto el oportunismo, la contrarrevolución, lo ha “absorbido” el capitalismo, se ha convertido en títeres de bloques imperialistas.

El ΚΚΕ insiste tenazmente en promover el carácter actual y necesario del socialismo. .

Porque el socialismo es lo actual, lo nuevo.

Por eso el ΚΚΕ, a pesar de sus 100 años, sigue siendo el partido más joven en la sociedad griega. 

Por esa firmeza, por nuestra consecuencia, nuestra confianza profunda en estos ideales humanos universales, sentimos que cada día se nos da más y más razón.

Cada vez más obreros y obreras, empleados, trabajadores por cuenta propia, científicos, estudiantes, escolares, mujeres, familias obreras y populares enteras se dan cuenta de esto y cierran filas alrededor de nosotros.

Les damos la mano de manera camaraderil.

Hemos abierto un gran abrazo comunista.

Así como sólo el Partido de la clase obrera sabe sentir y dar generosamente.

Sabe encabezar la lucha, aprender de su historia y trazar el camino para el futuro.

¡Fuerza y ánimo a todos y todas!

¡Viva el marxismo-leninismo y el internacionalismo proletario!

¡Vivan los 100 años del KKE!

 

 

22.05.2018