Enlaces a las páginas anteriores del KKE

Los sitios internacionales cambian poco a poco a un nuevo formato. Puede encontrar las versiones anteriores de las páginas que ya están actualizadas (con todo su contenido) en los enlaces siguientes:

 

Las competencias se agudizan

Las competencias se agudizan

La confrontación entre los Estados Unidos y China sobre el coronavirus es uno de los últimos episodios en la competencia entre ellos, que se intensifica económica, militar y políticamente, causando "vibraciones sísmicas" en toda la pirámide imperialista.

La pandemia del coronavirus no solo actuó como un catalizador de la crisis capitalista, signos de la cual existían antes del coronavirus, sino también en las competencias imperialistas.

China utilizando la pandemia intento expandir su influencia sobre los aliados tradicionales de los Estados Unidos y la OTAN, ofreciéndoles atención médica, lo que provocó fuertes reacciones de los Estados Unidos, la OTAN y también de la UE.

Últimamente, la tensión se ha intensificado y se acompaña de acusaciones mutuas e insinuacionessobre el origen del coronavirus o la ocultación de datos de su evolución.

Los Estados Unidos hablan abiertamente sobre el "virus chino", acusando a China de no controlarlo en sus primeras etapas, dejando su propagación a desarrollarse en una pandemia global y diciendo que todo se hizo con la tolerancia, si no con la sinergia de la Organización Mundial de la Salud, la financiación de cual paro la administración Trump.

Por el contrario, China ha declarado abiertamente que el virus es de origen estadounidense y que fue transferido a su territorio por el ejército estadounidense.

Estas acusaciones van acompañadas con datos presentados por ambas partes, y los estadounidenses incluso amenazan con exigir una indemnización de muchos billones de euros de China,acusándola de las miles de víctimas que tuvieron por el coronavirus.

Por mucho que se haga este esfuerzo para atribuir la intensificación de las tensiones al clima electoral de los Estados Unidos, la realidad es que la competencia con China tiene causas más profundas.

Es esencialmente una controversia sobre la primacía en el sistema imperialista. Es relacionado con el fortalecimiento de China económica y militarmente, con la capacidad de jugar un papel mayor a nivel mundial hoy, de formar nuevas alianzas.

El esfuerzo de los Estados Unidos para mantener su posición en la pirámide imperialista global y de China para mejorar la suya, combinada con los reordenamientos y el papel de otras potencias mundiales, como Rusia, la UE, India, es el trasfondo real de las competencias que se agudizan.

Así, por ejemplo, se puede interpretar la llamada "guerra comercial" entre Estados Unidos y China, el desafío del lado estadounidense a los  acuerdos y organizaciones mundiales, el desarrollo de las fuerzas militares estadounidenses en el Mar de China, muy cerca de aguas territoriales de China. Esto lleva al esfuerzo de China para aumentar su influencia en los aliados de los EE.UU, utilizando su poder económico y su grandioso plan para la "Nueva Ruta de la Seda".

Esto explica la transferencia de las inversiones estadounidenses de China a India, que incluso conduce a incidentes militares entre los dos países asiáticos, como sucedió hace unos días en sus fronteras.

Pero también el esfuerzo de los Estados Unidos para imponer condiciones para la exclusión de las inversiones chinas y las adquisiciones de grupos tecnológicos estratégicos, no solo en su propio territorio sino también en sus países aliados, citando problemas de seguridad de la OTAN, como en el caso del desarrollo de la red 5G en países europeos por los monopolios chinos.

Es por eso que la OTAN, a pesar de sus contradicciones internas, dice que evitará la transformación de la crisis de "salud" en una "crisis de seguridad", notando un mayor fortalecimiento del papel de China durante la pandemia y la exposición relativamente menor de su economía a la nueva crisis mundial.

La escalada de las competencias en todo el mundo está aumentando las amenazas para los pueblos y dejando abiertos todos los desarrollos. Se depende de los mismos los pueblos no volver a ser víctimas de estas controversias, sino ganar con su propia lucha.

 

Republicado de la columna de Rizospastis “Nuestra Opinion” 15/5/2020

 

 

18.05.2020