Enlaces a las páginas anteriores del KKE

Los sitios internacionales cambian poco a poco a un nuevo formato. Puede encontrar las versiones anteriores de las páginas que ya están actualizadas (con todo su contenido) en los enlaces siguientes:

Cov_Es

Encuentro regional de partidos comunistas y obreros por iniciativa del KKE

 El 26 de noviembre de 2017, por iniciativa del KKE, tuvo lugar el Encuentro de Partidos Comunistas y Obreros de la región del Mediterráneo, del Oriente Medio y del Golfo Pérsico, sobre el tema “Los partidos comunistas y obreros firmes en su apoyo a la lucha justa del pueblo palestino, a la lucha contra la guerra imperialista y la explotación capitalista”.

En el encuentro regional que se celebró en la sede del Comité Central del KKE, tomaron parte representantes de los siguientes partidos: Partido Comunista Egipcio, Partido Argelino por la Democracia y el Socialismo, Partido Comunista Revolucionario de Francia, Partido Comunista de Grecia, Partido Comunista de los Pueblos de España, Tudeh (Irán), Partido Comunista de Israel, Partido Comunista (Italia), AKEL (Chipre), Partido Comunista Libanés, Partido Comunista Palestino, Partido del Pueblo  Palestino, Partido Comunista Sirio, Partido Comunista de Turquía.

El Secretario General del CC del KKE, Dimitris Koutsoumpas, pronunció el discurso introductorio. A continuación su discurso:

 

 

MEETING OF COMMUNIST AND WORKERS’ PARTIES IN THE REGION OF THE MEDITERRANEAN, MIDDLE EAST AND THE PERSIAN GULF

 

 

 

Estimados camaradas, estimadas camaradas:

 

Les damos una calurosa bienvenida en Atenas y les agradecemos por responder positivamente a la invitación del KKE y por su participación en el Encuentro de Partidos Comunistas y Obreros de la región del Mediterráneo, del Oriente Medio y del Golfo Pérsico.

Estamos actuando en un espacio geográfico con varios elementos geoestratégicos en común, así que hoy día podemos examinar de manera colectiva la situación en nuestra región, planificar nuestra actividad al lado de la justa lucha del pueblo palestino y tomar las medidas necesarias en la lucha contra las guerras imperialistas y la explotación capitalista, tal como se menciona en el tema del encuentro.

El KKE está al lado de la clase obrera de los países de nuestra región, expresa su solidaridad internacionalista y apoya la lucha de los pueblos contra la barbarie capitalista, contra la ofensiva del capital y de sus representantes políticos.

Luchamos contra la ocupación de larga data y la actitud criminal del Estado israelí contra el pueblo palestino que ha causado miles de muertos y heridos,  miles de personas expatriadas y encarceladas, muchos niños asesinados.

La agresividad de Israel expresa los objetivos del capital israelí respecto al control de la región, cuenta con el apoyo de EE.UU y de la OTAN, así como de países capitalistas europeos fuertes y de gobiernos burgueses que de manera abierta o encubierta acusan la lucha del pueblo palestino, la caracterizan como terrorista, mientras que varias fuerzas oportunistas nadan entre dos aguas y equiparan al agresor con sus víctimas.

El curso en la cuestión palestina revela el hecho de que los acuerdos firmados, como es él de Oslo en 1993, de Camp David en 2000 o de Anapolis en 2007, son injustos, llevan el sello de las intervenciones imperialistas y la presión con la pistola en la cabeza de los pueblos, perpetúan la ocupación y los tormentos del pueblo de Palestina.

Se continúa el bloqueo doloroso de la Franja de Gaza, en Cisjordania y en Jerusalén se extienden los asentamientos de ocupación, se mantiene "el muro de la vergüenza" para consolidar el mapa de ocupación.

El pueblo palestino tiene el derecho de vivir en su patria, de ser dueño en su país y decidir sobre su destino sin explotadores y sin opresores.

 

Continuamos nuestra lucha y exigimos: un estado palestino independiente, soberano y viable en las fronteras de 1967, con Jerusalén Este como su capital.

La retirada del ejército israelí de todos los territorios ocupados desde 1967, incluidos los altos de Golán y de la región Shebaa en el sur de Líbano.

El cese de los asentamientos y la salida de los colonos que se instalaron más allá de las fronteras de 1967; la liberación de todos los presos políticos y el regreso de los refugiados.

La postura internacionalista del KKE se expresa consistentemente en el interior de nuestro país, contra la burguesía y sus partidos y de este punto de vista nuestro partido ha denunciado el gobierno de SYRIZA-ANEL que en la práctica está implementando un plan de cooperación militar y político-económica con Israel, condena la política de la Unión Europea que profundiza sus relaciones con el estado de Israel.

El gobierno griego es responsable de la participación de unidades del ejército en decenas de ejercicios militares con Israel y entre ellos participó en noviembre en uno de los mayores ejercicios realizados en este estado bajo el nombre Blue Flag 2017.

Nuestro partido exige que el gobierno griego cancele los acuerdos político-militares con Israel y que reconozca de inmediato el estado palestino sobre la base de la decisión del parlamento griego de diciembre de 2015.

El KKE ha apoyado y siempre está al lado del pueblo chipriota, contra la ocupación turca que data 43 años bajo la responsabilidad de EE.UU., de Gran Bretaña y de otros estados capitalistas poderosos.

Los comunistas griegos condenaron el plan divisorio de Annan en 2004 que a continuación fue también rechazado  por el pueblo chipriota a través de un referéndum y condenan todos los planes divisorios que conducen a la formación de dos estados.

La fuerza está en la organización de la lucha del pueblo y en la coordinación de la actividad de los trabajadores de Chipre, de Grecia, de Turquía, de los trabajadores de nuestra región, contra los planes y las intervenciones imperialistas, fortaleciendo la actividad internacionalista contra el nacionalismo que envenena a los pueblos.

Apoyamos la solución de un Chipre independiente, con una soberanía, una nacionalidad, una personalidad internacional, es decir, un estado sin ejército de ocupación, sin fuerzas o bases extranjeras, sin garantes y sin protectores, una patria común para los greco-chipriotas y los turco-chipriotas, los maronitas, los armenios y los latinos, con su pueblo soberano.

El KKE expresa su solidaridad internacionalista con el pueblo sirio que está viviendo la pesadilla de la guerra con cientos de miles de muertos y heridos, con innumerables refugiados desplazados, víctimas de la intervención imperialista y de las bandas criminales de tipo del Estado Islámico que fueron organizadas, entrenadas y armadas por EE.UU. y sus aliados, Arabia Saudita, Turquía, etc.

Nuestro partido desde el primer momento, desde 2011, condenó la intervención imperialista y reveló los objetivos de EE.UU., de la OTAN y de la UE, respecto la promoción del plan del llamado Nuevo Oriente Medio, el cambio de las fronteras y el allanamiento del terreno para la promoción de los intereses de los monopolios estadounidenses y europeos, el control de los recursos energéticos en la región, la competencia con Rusia y China, en general dentro del marco de las contradicciones interimperialistas.

La lucha del pueblo sirio sigue siendo dura, y aunque hoy la organización criminal ISIS está en fase de derrota y de retroceso no hay lugar para complacencia. Nos oponemos a los planes que incluyen "zonas de seguridad" y el desmembramiento del país y recalcamos una vez más que los acontecimientos en Siria y en otros países son un asunto de sus pueblos, que tienen el derecho y el deber de defender sus propios intereses y tomar las decisiones que corresponden a ellos, y que la clase obrera y los partidos comunistas deben desempeñar un papel protagonista .

Hoy día es aún más claro para los pueblos de que las guerras imperialistas de los últimos años en nuestra región y en las demás regiones del mundo se han desatado teniendo como punto de lanza los pretextos fabricados que utilizaron EE.UU., la OTAN y la UE para promover sus posiciones. Esto ocurrió también en el caso del desmembramiento de Yugoslavia y el ataque de la OTAN en 1999, de la guerra en Afganistán, Irak, Libia y Siria, en todos los casos de intervenciones y guerras.

Nos preocupa la intensificación de la agresividad de la burguesía turca en el Egeo y en el Mediterráneo Oriental, la controversia sobre las fronteras griegas y el Tratado de Lausana por parte del propio presidente Erdogan.

Luchamos contra los planes que promueven las clases burguesas de Grecia y de Turquía cuyo denominador común es la explotación de los trabajadores, y subrayamos que las relaciones interestatales están al servicio de los intereses de los monopolios de los dos países que además son miembros de la OTAN y participan en la aplicación de su estrategia.

En estas condiciones, concedemos un peso especial al fortalecimiento de la amistad entre los dos pueblos a través del esfuerzo conjunto valioso del Partido Comunista de Grecia y del Partido Comunista de Turquía que han logrado un alto nivel de cooperación.

Examinamos con mucha atención los acontecimientos en el Golfo Pérsico y consideramos peligrosas las amenazas de EE.UU. y del presidente Trump contra Irán respecto a la posición de EE.UU. de abandonar el acuerdo alcanzado en julio de 2015 sobre el programa nuclear de Irán.

 

Nuestro partido se ha opuesto a la intervención de Arabia Saudita en Yemen en el marco de su antagonismo con Irán y no preocupan los recientes acontecimientos  en Líbano que indican un plan de intervención de Arabia Saudita en los asuntos internos del país con consecuencias peligrosas.

 

Estimados camaradas:

Los acontecimientos mencionados anteriormente confirman el hecho de que nuestra región tiene una posición estratégica particular en los planes imperialistas porque tiene importantes recursos energéticos y es un centro de tránsito de oleoductos y de gas natural; es una región con importantes rutas marítimas y terrestres de transporte de mercancías; es de gran importancia militar.

En esta base se están agudizando las competencias interimperialistas, las rivalidades entre las clase burguesas sobre el control de la región, el control de los mercados y de los recursos naturales y esto se refleja en la situación en el Oriente Medio, en África del Norte, en el Mediterráneo, en el Mar Rojo y en el Golfo Pérsico, así como en los Balcanes, en Ucrania, en general en Europa Central y Este donde la competencia entre la OTAN y Rusia se ha agravado mucho.

Examinamos y analizamos estos acontecimientos en todos los aspectos en relación con los acontecimientos en Asia, en el Pacífico, la rivalidad entre EE.UU. y China y consideramos que existen peligros de conflagración en la Península Coreana.

 

Estimados camaradas:

Los comunistas consideran que la OTAN, con su carácter peligroso, es el brazo armado del imperialismo euroatlántico; este mecanismo de guerra se extiende en todas las regiones del globo.

El estado mayor de la OTAN en febrero de 2016, bajo la responsabilidad del gobierno de SYRIZA-ANEL, decidió enviar a naves de guerra en el mar Egeo en el nombre del control de los flujos de inmigrantes y de refugiados, pero esto fue solo el pretexto.

La verdad es que la presencia de la Fuerza Naval Permanente de la OTAN en el Egeo que coopera con la fuerza naval de la UE con el nombre "SOPHIA", así como la "misión de seguridad" de la OTAN en el Mediterráneo Oriental, bajo el nombre de Sea Guardian en la que participan naves militares de Grecia, de Turquía, de Italia y de España, es parte de la movilización militar general de la OTAN y de la UE contra Rusia en el contexto de las operaciones militares contra Siria, Irak y Libia en el marco de los objetivos euroatlánticos en la región.

 

El KKE denunció el gobierno de SYRIZA-ANEL y desveló las verdaderas razones de la presencia de la OTAN en nuestra región; nuestra lucha contra la OTAN debe continuar de manera más decisiva y adquirir un carácter de masas.

Esto es cierto también para la UE que no es inocente y que 22 de los 29 miembros de esta alianza depredadora europea son miembros de la OTAN; además, ambas organizaciones imperialistas cooperan estrechamente contra los pueblos, mientras que la UE ha desarrollado su propia Política de Seguridad y Defensa, está militarizada y se vuelve aún más reaccionaria, y sus fuerzas participan en 17 misiones en el extranjero.

El KKE ya ha informado al movimiento comunista y obrero internacional y ha desvelado las mentiras que difunde en el extranjero el llamado gobierno de "izquierdas" de SYRIZA con el partido nacionalista ANEL. En la práctica se ha demostrado que este gobierno continúa con la política antipopular de los anteriores gobiernos burgueses de la ND y del PASOK, ha impuesto a los trabajadores memoranda y medidas muy duras y condena a la clase obrera, a las capas populares en altos niveles de desempleo, en una miseria profunda.

El gobierno de SYRIZA-ANEL que hace el trabajo sucio en nombre del capital, ha tenido un papel particular en la implicación de nuestro país en los planes, las guerras y las intervenciones imperialistas y recientemente, en noviembre, cuando el primer ministro Tsipras visitó EE.UU. y se encontró con el presidente Trump, el gobierno hizo un "striptease político", como denunció  el KKE de manera característica.

Tsipras se ha comprometido a mejorar la base militar de Suda, en Creta, que ha llevado a cabo una misión especial, y sigue haciéndolo, para promover los planes de EE.UU. y de la OTAN en nuestra región contra los pueblos.

Saludó el hecho de que Grecia destina el 2%  del PIB, muchos miles de millones de euros, al armamento que de ninguna manera concierne la defensa del país sino los planes militares de la OTAN.

Saludó unos acuerdos de miles de millones de euros, un regalo a la industria militar de EE.UU  para la modernización de los aviones F-16.

El primer ministro griego trato de absolver el imperialismo estadounidense de sus crímenes a pesar de los sentimientos y la voluntad de nuestro pueblo y confirmó que Grecia es un "aliado útil" para los EE.UU., en pilar estratégico para la penetración de los monopolios estadounidenses en la región, teniendo como prioridad los planes energéticos.

Tanto el gobierno griego como los demás gobiernos de los Estados de la región, están desarrollando su política en la base de la doctrina del fortalecimiento geo-estratégico y es obvio que esta doctrina sirve los intereses de los monopolios, implica nuestros países aún más en los antagonismos imperialistas.

 

Estimados camaradas,

Consideramos, con gran responsabilidad, que en todas las regiones, incluso en aquellas donde todavía no se han manifestado puntos conflictivos, se ha concentrado una gran potencia de fuego, armas modernas, arsenales nucleares preparados y esta situación plantea tareas importantes a los comunistas.

  • Estar a la vanguardia de la lucha contra las guerras y las intervenciones imperialistas y abrir un frente de lucha poderoso contra el cambio de fronteras.
  • Coordinar nuestra lucha contra la OTAN y la UE, contra todas las alianzas imperialistas, exigir el desmantelamiento de las bases militares extranjeras del territorio de nuestros países y el regreso de las fuerzas militares de nuestros países de las misiones en el extranjero.
  • Fortalecer la lucha por la eliminación de las armas nucleares.
  • Tomar iniciativas en solidaridad con los refugiados y los inmigrantes.

 

Podemos intercambiar ideas y reforzar la coordinación, creando un plan de actividades conjuntas sobre los temas anteriores en el período próximo.

La actitud de los comunistas ante las guerras imperialistas es crucial. Las causas de las guerras, las contradicciones y los antagonismos interimperialistas demuestran la naturaleza criminal del capitalismo que en su fase imperialista se ha podrido, intensifica la explotación de la clase obrera e agudiza la contradicción entre capital y trabajo, genera guerras imperialistas, crisis, pobreza y refugiados.

La lucha por la defensa de las fronteras, de los derechos soberanos, desde el punto de vista de la clase obrera y de las capas populares, es inseparable de la lucha por el derrocamiento del poder del capital.

En la resolución del 19o Congreso de nuestro partido, en que se aprobó también su programa, se menciona:

"En todo caso, sea cual sea la forma que tome la participación de Grecia en la guerra imperialista, el KKE debe estar listo para dirigir la organización independiente de la resistencia obrera y popular, para conectarla con la lucha por la derrota de la burguesía nacional y extranjera como invasor..."

Vivimos en un ambiente muy complejo y exigente. Diariamente un mecanismo burgués de múltiples tentáculos y todo tipo de fuerzas reaccionarias utilizan todos los medios para separar y dividir a la clase obrera, con criterios religiosos, de nacionalidad, en base al color de piel y el sexo y nuestras tareas son muy importantes.

 

Nuestra respuesta debe ser decisiva. Sin vacilaciones, hay que trabajar diariamente por la unidad clasista de la clase obrera y por su alianza con las capas populares para crear las condiciones para fortalecer la lucha antimonopolista-anticapitalista.

Los comunistas sirven grandes valores y su tarea es desempeñar el papel dirigente en la lucha ideológica y política, revelar las objetivos y los medios que utiliza la burguesía para manipular a los pueblos.

La burguesía presenta sus intereses como universales para incorporar a los pueblos a sus aspiraciones y los comunistas deben revelar este mito y señalar el carácter clasista de los desarrollos, desarrollar criterios clasistas en los trabajadores y demostrar que los intereses opuestos de dos clases enemigas no coexisten en ningún caso.

Esto, estimados camaradas, concierne además las cuestiones de autodeterminación y los referendos al respecto, por ejemplo en Cataluña, en el Kurdistán iraquí, o incluso la movilidad observada en el Norte de Italia.

El KKE condena la represión contra los trabajadores y la política que fortalece las lógicas nacionalistas y separatistas.

Estamos preocupados y consideramos que estos desarrollos plantean un cuestión de cambio de fronteras, de desmembramiento de Estados y abren caminos peligrosos.

Cabe señalar que las contradicciones de clase, la explotación y la represión de clase son y seguirán siendo el elemento característico de los desarrollos tanto si se trata por ejemplo de España con su forma actual, como de Cataluña autónoma o independiente, mientras  permanezca intacto el poder del capital.

El fortalecimiento de la lucha anticapitalista, de la lucha por el socialismo es el único camino que corresponde a los intereses de los trabajadores y confronta las políticas que dividen a los pueblos. Solo el socialismo puede garantizar la satisfacción de las necesidades populares y resolver los problemas de respeto a las tradiciones nacionales, históricas y culturales.

 

Estimados camaradas, estimadas camaradas:

Hay más temas en los que debemos prestar atención.

Se necesita mucho trabajo y una intervención decisiva para impedir la manipulación de los trabajadores que se pretende a través de las festividades de los capitalistas para los recursos energéticos en nuestra región, demostrando a las fuerzas populares que la explotación de los recursos energéticos por los monopolios no tiene nada que ofrecer a los trabajadores y además, la experiencia ha demostrado que el conflicto sobre el petróleo, el gas natural y los tubos, conduce a conflictos e incluso a guerras con los pueblos siendo las víctimas.

 

Esto concierne también los llamados ejes que crean los gobiernos burgueses en nuestra región, los ejes por ejemplo entre Grecia-Chipre-Israel o Egipto que sirven los planes y los intereses de las clases burguesas.

Las alegaciones de que estos ejes "constituyen pilares de seguridad y de prosperidad" como ha dicho recientemente en Atenas el ministro de Defensa de Israel, el señor Lieberman, no tiene nada que ver con la realidad y los comunistas tienen la fuerza ideológica de combatir todos estos intentos de atrapar a los pueblos.

Nuestro eje tiene que ver con la cooperación y la lucha política de los Partidos Comunistas y Obreros, la cooperación de la clase obrera, de los pueblos en la lucha contra el verdadero enemigo que es el poder del capital.

Los monopolios, los estados y los gobiernos que promueven sus intereses pueden hacer maniobras, pretender ser amigos de los pueblos pero su objetivo y sus aspiraciones geoestratégicas no cambian; su motivo es la ganancia capitalista y en este terreno se basan varios ejes burgueses, las intervenciones de los estados capitalistas y de las uniones imperialistas.

El esfuerzo del movimiento comunista de utilizar cualquier posibilidad con el fin de debilitar al enemigo de clase se hace en una base de principios, dando peso al fortalecimiento de la lucha obrera y popular independiente, para que los pueblos no se conviertan en parte de los antagonismos interimperialistas, para que no se pongan del lado de la burguesía de su país y para que no se arrastren a la cola de estados capitalistas fuertes y  de alianzas imperialistas.

 

Estimados camaradas:

Rendimos honor al centenario de la Gran Revolución Socialista de Octubre, el evento trascendental que conmovió al mundo. Defendemos las conquistas del Socialismo, los logros de la Unión Soviética y su contribución en la lucha de los pueblos. Sacamos enseñanzas de los errores, de las omisiones y las desviaciones de las leyes de la construcción socialista que llevaron al derrocamiento del Socialismo, a la dolorosa restauración capitalista.

La contrarrevolución y las dificultades que la acompañan no nos hacen vacilar; la lucha revolucionaria continúa, nuestra época es la época de transición del capitalismo al socialismo. El sistema de explotación podrido y las contradicciones insuperables subrayan que el socialismo es más necesario y actual.

Camaradas, estamos muy felices de poder compartir con ustedes estas reflexiones en este  encuentro, y esta noche les recibiremos junto con miles de camaradas, con nuestros camaradas jóvenes de la Juventud Comunista de Grecia, en el evento político central de nuestro partido.

Muchas gracias.

 

27.11.2017