Enlaces a las páginas anteriores del KKE

Los sitios internacionales cambian poco a poco a un nuevo formato. Puede encontrar las versiones anteriores de las páginas que ya están actualizadas (con todo su contenido) en los enlaces siguientes:

Cov_Es

COMUNICADO DEL SECRETARIADO DE LA INICIATIVA COMUNISTA EUROPEA

La esperanza está en la lucha de los pueblos para derrocar la barbarie capitalista

La “Iniciativa Comunista Europea” hace una importante intervención de cara al próximo encuentro de los líderes de los estados del llamado “Sur europeo” el 9 septiembre en Atenas organizado por el gobierno griego.

La “Iniciativa Comunista Europea” destaca en el comunicado de su Secretariado que los organizadores de este Encuentro buscan utilizarlo para reforzar las falsas ilusiones entre los pueblos de Europa respecto una “Alianza del Sur” que supuestamente pondrá un “fin a la austeridad”, y llama a los pueblos a fortalecer su lucha para derrocar la política antipopular, la UE y el sistema capitalista que están sirviendo.

A continuación el comunicado del Secretariado de la “Iniciativa Comunista Europea”: 

El 9 de septiembre, por iniciativa del gobierno de “izquierda” de SYRIZA-ANEL de los nuevos memorandos y de las decenas de medidas antipopulares, se llevará a cabo en Atenas una conferencia de los líderes de los países mediterráneos de la UE, del llamado “Sur” de la Unión Europea, sobre los acontecimientos en la UE, la cuestión de los refugiados y los inmigrantes, y el llamado “desarrollo”.

Esta iniciativa viene unos días tras la reunión entre la vieja y la “nueva” socialdemocracia en París.

Estas dos iniciativas, igual que otras similares, tienen como “denominador común” el objetivo de fomentar falsas esperanzas entre los pueblos, que el sistema capitalista y su construcción interestatal reaccionaria en el continente europeo, es decir la Unión Europea, pueden mejorarse y “humanizarse”. Tratan de convencer al pueblo que una diferente correlación en el centro de Europa a favor del “Sur” y a expensas del “Norte”, o a favor de la socialdemocracia y contra los liberales, traerá el “fin de la austeridad”, la “igualdad”, la “solidaridad”, el “desarrollo” en la Unión Europea.

Sin embargo, los pueblos de Europa han experimentado desde hace décadas que la UE y cada tipo de gobiernos burgueses (tanto liberales como socialdemócratas) apuntan al apoyo de la rentabilidad del capital, a su recuperación a través de la agudización de la política antipopular. El desarrollo que prometen, no ha sido, no puede ser “justa”, ya que se basa en la destrucción de los derechos obreros y laborales, en la intensificación de la explotación.

Los trabajadores en base a su experiencia confirman que los antagonismos entre los centros imperialistas y los países capitalistas (del Sur y del Norte, con gobiernos socialdemócratas y liberales) intensifican las guerras y las intervenciones imperialistas, traen nuevos tormentos, persecuciones y convierten la gente en refugiados.

Los pueblos pueden comprender que los mecanismos como ISIS y su actividad repugnante, financiada y apoyada por EE.UU., la OTAN, la UE y sus aliados en la región del Oriente Medio, son el pretexto para la intensificación de las medidas de represión que promueve la Unión Europea y sus gobiernos.

Hoy día, el resultado del referéndum británico respecto la salida de la Unión Europea ha traído a la superficie las contradicciones entre los diversos centros imperialistas en cuanto al futuro y la perspectiva de la UE. Un asunto principal en la controversia en el seno de la zona euro y de la Unión Europea sigue siendo la fórmula de la gestión burguesa, entre la estabilidad fiscal y la monitorización de los estados miembros por los mecanismos de la UE por un lado y por otro lado la relajación del ajuste presupuestario para liberar fondos estatales para apoyar los monopolios. Esta controversia es ajena a los intereses populares porque en ambos casos la clase obrera y las capas populares saldrán perdiendo ya que su condición previa es la intensificación del ataque antipopular.

Los gobiernos de la vieja y nueva socialdemocracia en Europa utilizan de manera engañosa el lema “no a la austeridad”. Este lema no tiene que ver con frenar o revertir las medidas antiobreras bárbaras, o aliviar al pueblo. Al contrario, tiene que ver con el apoyo a los grupos empresariales con más dinero caliente. Esto se ha demostrado también por el hecho de que estos gobiernos, tal como los gobiernos liberales promueven nuevas medidas antiobreras bárbaras en Grecia, en Francia, en Italia, en Portugal, en España, en Chipre con el fin de ahorrar fondos en nombre del gran capital.

Por muchos encuentros y cumbres que tengan lugar entre los “líderes de los países del Sur”, por muchas grandes palabras que digan respecto un “reinicio de la Unión Europea”, la Unión Europea no puede ser favorable al pueblo, solamente puede llegar a ser peor para los pueblos. Ni el sistema capitalista, que la UE está sirviendo, puede humanizarse.

La esperanza está en la lucha de los pueblos para derrocar la barbarie capitalista.

 

08.09.2016